Azafrán

Procedente de oriente, es una de las especias más apreciadas y utilizadas desde tiempos remotos, tanto por su sabor como por su aroma. Su cultivo y recolección necesita de un esmerado cuidado de ahí su elevado precio.
Las partes de la planta que se utilizan son los estigmas de la flor, que se secan y tuestan.
Utilizada en la antigüedad por sus propiedades medicinales, es rico en vitaminas C, B6, potasio y tiene un alto contenido en hierro.
En cuanto a su uso gastronómico está especialmente indicado en arroces como paella, arroz a banda, risottos,…; pastas; sopas como la bullabesa; pescados; mariscos y salsas, a los que aporta aroma, sabor y un color dorado.