Cardamomo

De esta planta se utilizan los frutos desecados que contienen las semillas.
Se utiliza como digestivo y antiflatulento, incorporándolo al té como en la India, o al café, tostándolos y moliéndolos juntos, como en los países árabes, bebidas a las que aporta todo su aroma cítrico y refrescante. Estas mismas propiedades hacen que también se suela masticar contra el mal aliento después de las comidas.
Por su sabor picante y aromático se emplea en la gastronomía de la India, de donde es originario, y en la asiática en la elaboración de curris, arroces, postres, pasteles, panes, bollos o galletas, junto con el jengibre y la canela.