Hinojo

El hinojo crece silvestre en las costas mediterráneas y se cultiva en todo el mundo para utilizarlo tanto en gastronomía como con fines medicinales.
Se utilizan todas las partes de la planta, las hojas y los tallos como hierba aromática, las semillas secas como especia y el bulbo como hortaliza, por su aroma intenso y su sabor anisado.
El uso medicinal del hinojo es antiguo, se conoce por favorecer la digestión y calmar el dolor de estómago. Es diurético, antitusivo y expectorante. Tiene propiedades antioxidantes y antibacterianas. Tiene un alto contenido en hierro, calcio, manganeso, magnesio, potasio y vitaminas C y B, entre otros. Las semillas masticadas pueden combatir el mal aliento.
Entre los usos culinarios de las semillas secas están diferentes variedades de curry, tartas, panes y pasteles, principalmente. Combina bien con pescados. Por su sabor anisado, se utiliza en la confección de licores. Y forma parte de salsas y aliños para aceitunas y encurtidos a los que aporta su aroma y sabor tan característicos.