Jengibre

Es una planta originaria del sureste asiático, siendo India y China los principales productores y que han venido utilizándolo durante milenios, por sus propiedades medicinales. Se le atribuyen propiedades digestivas, antioxidantes, analgésicas, antitusivas y expectorantes entre muchas otras, siendo muy eficaz en el tratamiento de las náuseas y mareos.
La parte que se utiliza es la raíz, un rizoma muy apreciado por su aroma y sabor picante, ligeramente amargo.
Proveniente de la cocina asiática, se utiliza en la mayor parte de las cocinas del mundo,
encurtido en vinagre como aperitivo en India o en los currys, en Japón en los platos de sushi, o en la cocina china e indonesia como condimento en salsas, carnes, pescados, mariscos, pollo, legumbres, arroces, sopas o purés.
En la cocina occidental se suele usar más en preparaciones dulces, en pequeñas cantidades debido a su sabor punzante. En Inglaterra es utilizado como confitura y para elaborar frutas confitadas y golosinas o panes de especias, como el famoso pan de jengibre, y galletas. O también la elaboración de bebidas, como cervezas o bebidas gaseosas como el ginger ale.