El Té negro, uno de los más populares del mundo, es una bebida estimulante que despeja la mente y despierta el organismo. Tiene un importante efecto diurético, es saciante y prácticamente no aporta calorías. También es conocido por sus propiedades antioxidantes que ayudan a nuestras defensas y combaten el envejecimiento.