Valeriana

La raíz de la Valeriana se utiliza desde la antigüedad por sus propiedades tranquilizantes naturales. Tiene un olor típico, penetrante y que puede resultar desagradable, pero que no es más que una garantía de su pureza.
Es uno de los grandes remedios naturales para el equilibrio nervioso. Se emplea como sedante contra el insomnio, la ansiedad, las neurosis y el nerviosismo, sin los efectos secundarios de los fármacos.
Se utiliza en trastornos convulsivos junto con el tratamiento médico con buenos resultados.